El pasado viernes 20 de noviembre tuve la oportunidad de asistir a la presentación de la serie Dime quién soy, que se estrenará el próximo 4 de diciembre en la plataforma Movistar +.  Se trata de la adaptación audiovisual de la exitosa novela homónima de Julia Navarro publicada en el año 2010. Dirigida por Eduard Cortés, la serie cuenta con nueve capítulos que se estrenarán progresivamente cada viernes, a excepción del día del estreno que se emitirán dos capítulos seguidos. 

La protagonista de la novela, Amelia Garayoa, una mujer valiente que deja su vida para luchar por la libertad, se verá envuelta en los acontecimientos históricos más importantes del siglo XX. Viaje, historia, espionaje y por supuesto, amores y desamores se funden en una novela (y próximamente, serie) que no deja indiferente a nadie. 

Durante una hora y media, la actriz Irene Escolar y la escritora Julia Navarro desvelaron los desafíos y secretos a los que se han enfrentado durante el proceso de adaptación y rodaje de la serie, en un encuentro presentado y moderado por la periodista Mariló García.

Julia Navarro, involucrada de lleno en la adaptación de la novela

Llevar una obra literaria a la pequeña o gran pantalla no es tarea fácil, pero que el resultado sea fiel al original es más complicado aún. Condensar una novela de más de mil páginas en nueve capítulos y que los lectores no se sientan traicionados es uno de los retos a los que enfrenta cualquier adaptación de esta categoría. 

Julia Navarro confiesa que ha sido un proceso largo en el que ha tenido muy en cuenta la opinión de sus lectores, que le pedían que no permitiese que se destrozase la novela. La escritora, que se define como «la madre de Dime quién soy», quiso comprometerse con el rodaje de la serie con el fin de defender a sus lectores.

Ella misma considera que ha sido tan exigente con el proceso de adaptación hasta el punto de que ha molestado continuamente al director, a los guionistas y a los productores (a todo el equipo, menos a Irene Escolar) para que la síntesis fuera la mejor posible. El resultado es muy gratificante y está segura de que, al igual que ella, sus lectores van a estar muy contentos con la serie y que no se van a sentir decepcionados. 

Irene es Amelia y Amelia es Irene 

Dentro de unas semanas, Irene Escolar dejará de ser Irene para adquirir una nueva identidad: la de Amelia Garayoa. En el momento en el que los lectores vean a Irene Escolar en la serie, se van a encontrar con Amelia Garayoa. Seguramente, cuando los seguidores paren a la actriz por la calle para pedirle una foto, la mayoría de ellos se dirijan a ella como Amelia. Es inevitable. Adriana Ugarte dejó de ser Adriana cuando interpretó a Sira Quiroga en la adaptación de El tiempo entre costuras de María Dueñas. 

A Julia Navarro ya le ocurre. Cuando piensa en Irene, muchas veces la llama Amelia. Y es que, si algo tenía claro Navarro era que Amelia Garayoa solo podía ser Irene Escolar. Durante cinco años, Navarro estuvo completamente segura de que la única actriz que podía interpretar ese papel tan complejo y lleno de registros y matices era alguien de la talla de Irene Escolar. Tanto es así que, cuando firmó el contrato, la escritora se aseguró de que incluyera un apartado en el que ella tuviera la última palabra sobre la elección de la actriz protagonista. La escritora bromea y dice que la gente debe pensar que Irene Escolar es su sobrina o su hija debido a su insistencia para que fuera ella la protagonista. 

Las mujeres del siglo XX como protagonistas indiscutibles

Cada capítulo de la serie se desarrolla en un lugar diferente y, para que la actriz se situase en el contexto histórico, social y político en el que estaba trabajando, se tuvo que documentar. Escolar afirma que suele leer biografías porque considera que es la mejor manera de entender lo que estaba ocurriendo en aquellos tiempos. 

Para documentarse sobre el primer capítulo de la serie que transcurre en el Madrid de la Segunda República, la actriz vio el documental de las Sinsombrero y le llamó especial atención la figura de María Teresa León, la esposa de Rafael Alberti. Se leyó su biografía Memoria de la melancolía, y descubrió que tenía muchos aspectos en común con la vida de Amelia Garayoa. 

La vida de la protagonista está marcada por la presencia de cuatro hombres: Santiago, su primer marido que la adentra en la política; Pierre, un revolucionario francés; Albert James, un periodista estadounidense; y Max von Schumann, un médico vinculado al nazismo. A pesar de la presencia masculina, Irene Escolar opina que los hombres no son lo más importante en la vida de Amelia; estos actúan como bastones sobre los que ella se apoya. Las mujeres que la protagonista se va cruzando en su camino son el verdadero punto de inflexión en su vida. 

Una serie que no es de época

A Julia Navarro le resulta curioso que se catalogue la adaptación como una serie de época. Todos los que nos encontrábamos en la presentación (incluida yo, por tan solo un año) hemos nacido en el siglo pasado y los hechos históricos en los que se sustenta la novela y la serie ocurrieron hace relativamente poco. Dime quién soy es un viaje a través de la historia del siglo XX protagonizada por una mujer valiente que rompe todos los esquemas de la época, que toma las rienda de su vida y pasa por encima de todo aquel que se cruce en su camino.

Tras terminar el encuentro, Irene Escolar y Julia Navarro se funden en un abrazo. Y yo me quedo con las ganas de hacerme una foto con ellas. Dichoso covid, una vez más. 

+ posts

Creo que no es casualidad que haya nacido y crecido en una ciudad que se llama igual que uno de los grandes poetas de la historia: Lorca. Lorqui(a)na de corazón y estudiando Periodismo y Humanidades en Madrid, siempre me ha interesado todo lo relacionado con el mundo de las letras, en especial, el arte y la literatura.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.