Autor: Miguel Hernández

Página 1/1

Los recuerdos de mi infancia y adolescencia en un pueblo situado en el norte de Tenerife son mi más preciado bien. No sabía qué estudiar y un amigo me dijo que iba a probar un grado poco definido y autodenominado «Comunicación Audiovisual», así que me apunté al plan y me mudé a Valencia. Comencé la carrera con intención de hacerme director de cine, pero cada vez me oriento más hacia la escritura y la fotografía. Mis planes de futuro son que el jueves haré Spaghetti alla Vongole.